lunes, 26 de octubre de 2009

EL ALCOHOL COMO NUEVA PRÁCTICA SOCIAL

¿ Son los jóvenes de hoy en dia conscientes de la gravedad que acarrea el consumo de alcohol? ¿ Estamos ante una de las grandes problematicas sociales del S.XXI? ¿ Debería el Estado aplicar leyes mas severas para controlar el consumo de alcohol en los jóvenes? ¿ Es éste un problema educativo?
Con estas preguntas vamos a intentar encontrar las respuestas y a la vez razones, que incitan a los jóvenes al consumo de alcohol todos los fines de semana, convirtiéndose en una práctica común entre los adolescentes. En este blog pretendemos reflejar el estudio que poco a poco vamos a ir elaborando acerca de esta habitual práctica entre la juventud y la relación directa que tiene con otros fenómenos sociales como por ejemplo puede ser hoy en día el conocido popularmente como botellón. Como objetivo también pretendemos investigar como afecta el consumo de alcohol en la salud de los jóvenes y a la vez la peligrosa práctica que supone la unión del alcohol y la conducción.
Y una de las primeras preguntas que a grandes rasgos vamos a intentar resolver es:

¿Por qué los jóvenes consumen alcohol?

Ségun un articulo publicado en la revista digital Saludalia.com "La creencia más compartida entre los diferentes grupos de adolescentes y jóvenes, tiene que ver con la asociación, según su opinión, entre el consumo de alcohol y las "consecuencias positivas" que este proporciona. Entre estas destacan, según ellos indican, una potenciación de la actividad psico-física ( alegría, euforia, superación de la timidez y retraimiento, mejoría del estado de ánimo, etc.), posibilidad de diversión e integración dentro del grupo de amigos donde la mayoría consumen.

En la medida que el alcohol proporciona a los jóvenes una serie de efectos o consecuencias positivas, y el joven los interpreta como un beneficio, dichos efectos se convierten en motivos de consumo. La juventud, como regla general, no asocia el consumo de alcohol con los problemas que de él pueden derivarse, ellos esperan del alcohol cambios positivos globales (facilitador de expresividad emocional, desinhibidor y potenciador de las relaciones sociales, etc.), y a la vez no creen que dicha sustancia tenga consecuencias negativas, influyendo considerablemente en un mayor consumo durante el fin de semana, donde las relaciones interpersonales se intensifican. Por eso anticipar los "efectos positivos" y no las verdaderas consecuencias negativas, conlleva a que se produzca un mayor consumo social.

Esta consideración positiva hacia el alcohol, hace que se considere al mismo como una droga socialmente aceptada y de amplia difusión, lo que hace que los adolescentes, en un amplio porcentaje, no valoren el alcohol como una droga y no consideren su consumo como puerta de entrada hacia la adicción a otras drogas, sin embargo hay varios estudios que demuestran todo lo contrario y según los cuales es muy poco frecuente el uso de cocaína o heroína, sin haber consumido anteriormente tabaco, alcohol o cannabis.

En resumen, los motivos principales que el mundo adolescente o juvenil usa para explicar el consumo de bebidas alcohólicas son:

-Es un modo de "ponerse alegre", "alcanzar el punto".
-Forma de búsqueda de afiliación, con imitación de conductas, con consumo que a veces se impone desde el propio grupo de amigos en el que se participa.
-Presión social, a veces producida desde la publicidad.
-Desinhibición, superación de la vergüenza.
-El consumo actuaría como un modelo de imitación y expresividad de la edad adulta. "

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada